Nutrición Antiinflamatoria - Vivo Sano

Nutrición Antiinflamatoria

Problemas de salud como dolor crónico, obesidad, enfermedades cardíacas o diabetes se asocian con la inflamación.

Aprende a evitarlas mediante la nutrición antiinflamatoria.

Tabla de contenidos

La inflamación como causa de enfermedades crónicas

Una buena alimentación es clave para mejorar nuestra salud. Pero esto sí que afecta si es en sentido contrario. Actualmente, muchas personas adoptan estilos de vida que no son beneficiosos y basan su dieta en productos proinflamatorios. Esos hábitos favorecen el desarrollo de enfermedades crónicas.

Este tipo de dolencias se originan bajo procesos inflamatorios. Pero, ¿qué es la inflamación? Es un mecanismo de defensa natural de nuestro organismo o, dicho de otra manera, es la respuesta que tiene nuestro sistema inmunitario cuando detecta un agente patógeno, poniéndose en funcionamiento para eliminarlo. El problema aparece cuando se prorroga en el tiempo.

Tipos de inflamación

Es importante distinguir entre inflamación aguda e inflamación crónica.

Inflamación aguda: comienza de forma inmediata y su duración es de pocos días. Produce dolor, calor y posible pérdida funcional. Puede desaparecer o convertirse en crónica.

Inflamación crónica: se encuentra por debajo del umbral del dolor, es difícilmente identificable y se produce cuando hay un agente estresor mantenido en el tiempo:

Ejemplos de enfermedades producidas por inflamación crónica

Diabetes, infartos, obesidad, enfermedades cardíacas y respiratorias, cáncer, artritis reumatoide, alzhéimer, enfermedad de Hashimoto, aterosclerosis,…

Éstas son dolencias crónicas y, por lo general, están relacionadas con nuestro estilo de vida. Por eso es tan importante saber reconocer qué enfermedades se asocian con la inflamación crónica y aprender a evitarla con una mejora en la alimentación.

Bases de la dieta antiinflamatoria

La alimentación antiinflamatoria gira en torno a tres pilares fundamentales:

En resumen, la nutrición antiinflamatoria se basa en la ingesta de productos frescos y de temporada. Verduras con pigmentación verde como el brócoli y preferiblemente crudas son muy recomendables. Igual que el aceite de oliva. También los frutos secos, la cúrcuma, el jengibre o el pescado azul destacan en este tipo de dieta. Además, es necesario reducir el consumo de carne, harinas refinadas, el almidón o los cereales.

Cómo se cocinan los alimentos también es importante. Se aconsejan métodos poco agresivos con la comida, por ejemplo, prepararla al vapor, a la plancha, hervir, al horno o el uso del wok. Y no olvidar la ingesta abundante de agua.

Ventajas de la dieta antiinflamatoria

La nutrición antiinflamatoria es beneficiosa para todos, independientemente de la edad y del estado de salud. Da igual si estamos enfermos o no. Aumenta la esperanza de vida, reduce la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares o cáncer, depura y desintoxica, ayudando a estar más limpio.

Los mejores alimentos antiinflamatorios

A continuación, te presentamos una lista de alimentos antiinflamatorios recomendados:

Los alimentos que tenemos que evitar