¿Influye la gastritis en las enfermedades cardiovasculares? - Vivo Sano

¿Influye la gastritis en las enfermedades cardiovasculares?

Las enfermedades cardiovasculares son consecuencia de múltiples factores, entre ellos, la formación de placas de ateroma en las arterias.

Estas estructuras propician el endurecimiento y reducen la funcionalidad de grandes vasos sanguíneos pudiendo deteriorar múltiples órganos vitales como el corazón o el cerebro.

En esta lesión de la capa interna de los vasos sanguíneos se acumula calcio, lipoproteínas oxidadas y otros compuestos, que dificultan la circulación de la sangre.

Esta situación puede propiciar accidentes cardiovasculares como infartos y, en definitiva, comprometen la vida del paciente.

Reproducir vídeo

Suscríbete a nuestra newsletter

¡Y mantente informado de todo!

Tabla de contenidos

¿Qué es la gastritis?

La gastritis es un grupo de enfermedades que se asocia a síntomas estomacales. Todas ellas cursan con inflamación del revestimiento del estómago. Los síntomas mas comunes son náuseas, vómitos, reflujo, ardor y malestar tras las comidas. Además, existe un microorganismo que se asocia con este grupo de enfermedades, el Helicobacter pylori.

¿Por qué se asocia con la enfermedad cardiovascular?

Hace más de cien años que se debate académicamente sobre si la gastritis inducida por el sobrecrecimiento de la bacteria Helicobacter pylori puede causar enfermedad cardiovascular. Encontrar evidencias sólidas de que algo origina una enfermedad es realmente difícil, ya que una dolencia aparece tras la suma de múltiples factores que perjudican a la salud. 

Sin embargo, la enfermedad cardiovascular y la gastritis comparten algunos factores de riesgo:

¿Qué es la placa de ateroma y por qué está formada?

Uno de las evidencias claras de la enfermedad cardiovascular es la aparición de placas que disminuyen el espacio interno por donde transcurre la sangre. Se denominan, placas de ateroma.

Esta placa está formada por calcio, lipoproteínas oxidadas y otras sustancias que comprometen la vida del individuo.

Pocos segundos de hipoxia (insuficiencia de suministro de oxígeno) en cualquier órgano conlleva una muerte celular masiva.

Inflamación crónica, ¿el nexo entre enfermedades?

Ambas enfermedades, la gastritis y la enfermedad cardiovascular, se asocian con marcadores analíticos que marcan inflamación crónica de bajo grado. Esta situación implica un desgaste elevado de recursos que puede comprometer la vida a largo plazo.

El organismo intenta repararse de forma continuada sin éxito y la incapacidad de resolución en los tejidos daña aún más los órganos y sistemas afectados.

¿Por qué es importante monitorear la homocisteína?

La homocisteína es uno de los parámetros interesantes tanto en gastritis como en enfermedad cardiovascular. Cuando aumenta el nivel de homocisteína se puede interpretar que existen procesos de malabsorción de vitaminas e inflamación en los vasos sanguíneos. Tener un seguimiento de este marcador, para comprobar que las estrategias clínicas son eficaces, es una buena forma de llevar un correcto seguimiento de la alteración en salud que se esté padeciendo.

¿Qué ocurre cuando hay indicios de gastritis y enfermedad cardiovascular al mismo tiempo?

La evidencia científica sugiere que la infección por esta bacteria y la acidez estomacal contribuyen, de una manera indirecta, al desarrollo de dolencias del corazón y de los vasos sanguíneos. 

Si se cursan ambas alteraciones en salud al mismo tiempo podría entonces haber mayor riesgo de infarto y aumentaría la urgencia de atención clínica individualizada.

Conclusiones finales

Es común encontrar casos en los que se encadenan condiciones que deterioran la salud, por ello se recomienda: