Información para tu salud > Noticias

Noticias

27 de abril de 2012
El orégano, un condimento habitual de comidas tan populares como la pizza común o la pasta, podría convertirse en un tratamiento complementario para el cáncer de próstata, a tenor de un estudio presentado en el congreso Experimental Biology 2012. El orégano ha sido durante mucho tiempo conocido por poseer una variedad de efectos beneficiosos para la salud, pero en este nuevo estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Long Island (EE.UU.) sugire que un ingrediente de esta especie podría potencialmente ser utilizado tratar el cáncer de próstata.

El cáncer de próstata es un tipo de cáncer que se origina en la glándula de la próstata y por lo general se presenta en varones mayores. Las opciones actuales de tratamiento incluyen la cirugía, radioterapia, terapia hormonal, quimioterapia y la inmunoterapia. Por desgracia, la mayoría de estos tratamientos están asociados con complicaciones considerables y efectos secundarios graves.


El equipo coordinado por Supriya Bavadekar está investigando sobre el papel del carvacrol, un componente de orégano, sobre las células del cáncer de próstata. Los resultados de su estudio demuestran que dicho compuesto induce la apoptosis en estas células. La apoptosis es la muerte celular programada, o simplemente «suicidio celular».

Super especie

«Sabemos que el orégano tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, pero sus efectos sobre las células cancerosas realmente elevan su categoría al de otras especies como la cúrcuma», explica Bavadekar.


Aunque el estudio se encuentra en su etapa preliminar, se cree que los datos iniciales indican un enorme potencial del uso carvacrol como agente antitumoral. «Una gran ventaja es que el orégano se usa habitualmente en los alimentos y es un compuesto "seguro". Esperamos que esto se traduzca en un menor riesgo de efectos tóxicos».


Recuerda el coordinador del estudio que ya algunos investigadores habían demostrado que comer pizza podría reducir el riesgo de cáncer. Este efecto, dice, ha sido atribuido principalmente al licopeno, una sustancia encontrada en la salsa de tomate, pero ahora parece que el orégano podría desempeñar un papel importante. «Si el estudio sigue dando resultados positivos, esta especia puede representar una terapia muy prometedora para los pacientes con cáncer de próstata».

Fuente: abc.es

Síguenos en