Información para tu salud > Persona > Sintergetica > Un Mundo Mejor

Un Mundo Mejor



Nace una iniciativa que suma la buena voluntad de cientos de personas de todo el mundo para lograr Un Mundo Mejor

EL LUGAR SAGRADO

Los recintos sagrados son símbolos que conectan nuestra conciencia con magnitudes del universo más grandes, como hitos existenciales desde donde establecer un vínculo entre el hombre, la tierra que habita y el universo. Son un estado mental más allá que un nexo geográfico.

Son un centro del mundo, una estación meditacional para centrar y hacer confluir el universo en un punto donde reunir el todo. Son el poder de algo más grande, como las fuerzas del cielo en Stonehenge, el rostro dela diosa que mira al cielo en Menga, o las fuerzas vivas dela naturaleza del bosque de Irati en el centro del menhir de Bordablanca.

En su origen, lo sagrado se encuentra en la magnitud dela propia naturaleza, entre praderas, montañas y bosques, paisajes que son la manifestación de las fuerzas naturales vivas e inmanentes en el estado más puro de su expresión, sin memorias y sin direcciones predeterminadas por las voluntades interpuestas por el ser humano.

En la naturaleza encontramos las energías de transcendencia en estado virgen, solo observaremos el carácter del lugar, original y prístino, sin informaciones humanas añadidas. Solo hallaremos lo verdadero.

En la Selva de Irati, en el Pirineo oriental navarro, se encuentra el bosque de hayas y abetos más grande de Europa después de la selva negra. Es aquí, en el corazón de esta inmensa masa forestal de 17.000 hectáreas de bosque en estado casi virgen, donde se buscó la conexión con las fuerzas de la naturaleza, originales, puras y verdaderas, que irradian a través de la expresión de vida que es el bosque de Irati.

Inmersos en su exuberante naturaleza resulta fácil encontrar nuestro objetivo, solo hay que conectar la búsqueda desde el corazón, con alma de niño, sin razón, y así, el lugar se muestra ante nosotros en un reconocimiento mutuo.

De esta manera, donde canta el río Irati, encontramos multitud de expresiones delas fuerzas vivas del bosque emanando a través de todas sus formas, colores, aromas y sonidos. Estas informaciones se recopilaron en el propio bosque con el fin de transportarlas a otros lugares y usarlas como vínculo, para conectarlos con las frecuencias delas fuerzas vivas de la selva de Irati y su información pura, devolviéndolos al origen y reestableciendo así su carácter sagrado.

ESTABLECIENDO EL VÍNCULO, EL ENTRELAZAMIENTO CUÁNTICO

Las muestras obtenidas en la selva contienen la información del lugar en el que surgieron al mundo. A pesar de ser transportadas lejos de allí siempre mantendrán el vínculo con su origen, el bosque; y las muestras son partes de una unidad mayor y siempre estarán conectadas.

En el proceso de entrelazamiento cuántico entre partículas subatómicas se observa este mismo principio, el nexo que permite la transferencia de información entre dos partículas subyace en el vínculo de su origen común.

Por esta realidad, los dos fotones empleados por Anton Zeilinger en su experimento realizado en el archipiélago Canario, precisaron compartir un mismo origen para establecer una conexión permanente a través del tiempo y del espacio. Ambos fotones eran hermanos gemelos surgidos de un mismo proceso físico y esto creaba un vínculo indestructible entre ellos denominado por los físicos entrelazamiento cuántico, el cual establece que un conjunto de partículas subatómicas que comparten una naturaleza y un origen común, no pueden definirse como partículas individuales, sino como un sistema con una función de onda única. Cuando se influye sobre una partícula del conjunto, todas las demás se ven afectadas “en el mismo instante”, sin que sea preciso recorrer un espacio en un tiempo determinado, como ocurre con las ondas electromagnéticas.



Zeilinger y su equipo separaron dos fotones entrelazados a una distancia de 143 kilómetros, entre las islas de La Palma y Tenerife. Sin conexión física entre ambas partículas, se observó que al inducir una información en el fotón A, su hermano gemelo B, en otro lugar del mundo, y justo en el mismo instante, cambiaba su información manteniendo su vínculo intacto, y esto sucedía sin que ninguna fuerza conocida viajase empleando un tiempo para recorrer el espacio existente entre ambos puntos. Lo que le sucedía a uno le sucedía al otro instantáneamente; sencillamente, uno formaba parte del otro.

Parece magia, ¿verdad? Es natural, el entrelazamiento cuántico es una propiedad anti-intuitiva de la física, parece algo imposible y resulta difícil de concebir, pero se trata de una propiedad física del universo, la física experimental ya lo ha probado, y en la actualidad busca el modo de obtener aplicaciones prácticas de este fenómeno dentro del campo de las telecomunicaciones y la computación cuántica.

Los experimentos de Zeilinger muestran una capacidad de la naturaleza que existe desde el origen del universo, y que es intrínseca a todas sus partes. El vínculo, permite la transferencia de la información en el confluir del instante, donde el tiempo y el espacio se vuelven uno.

Todo en el universo se encuentra conectado desde una dimensión, que si no llegamos a comprender, al menos podemos reconocer en nosotros mismos. Nuestra conciencia puede situarse en un instante en cualquier dimensión conquistada por nuestro conocimiento sobre el universo, desde el vacío existente entre las partículas que forman los átomos, hasta la galaxia más lejana. Si sabemos que existe, podemos conectar con ello solo con pensarlo. El conocimiento que poseemos sobre la magnitud y naturaleza del universo, se convierte en nuestro vínculo con el todo.

LA PRIMERA ANTENA DELPROYECTO UN MUNDOMEJOR: EL CENTRO DEARMONIZACIÓN IRATI

En la finca Bordablanca, situada a orillas del río Irati, se ha establecido bajo estos criterios un vínculo con el bosque sagrado por medio de la información recolectada en su naturaleza y el río que nace en la misma selva que le da su nombre. Este vínculo permite conectar el lugar con las primigenias fuerzas vivas que hacen latir una de las mayores extensiones de naturaleza virgen que todavía podemos disfrutar en nuestro continente, creando así un lugar donde poder conectar con el origen, con lo verdadero.

Así, la información del bosque se situó en el origen del centro de armonización Irati, creando la base energética en la que se insertó una potente información armonizadora.

De esta forma se estableció la primera antena del proyecto Un Mundo Mejor, creada como base para la construcción de una red nodal de antenas que ya están distribuidas en 32países. La idea es cubrir todo el planeta con el objetivo de ayudar a la armonización de la red etérica planetaria en base a la meditación y a la proyección de pensamientos positivos y elevados en cada una de las antenas que forman la red.

La conexión entre los diferentes nodos repartidos por el planeta se establece mediante la incorporación de una potente información armonizadora común a todos los centros, lo que permite establecer un vínculo entre todos ellos debido al fenómeno físico del entrelazamiento cuántico.

Los centros de armonización, además de actuar sobre el entorno local en el que están situados, son antenas desde donde enviar y recibir informaciones sanadoras por y para el planeta en su conjunto, y ayudara convertirlo en un mejor lugar donde vivir.

Todo movimiento requiere una forma y viceversa, y la forma del centro de armonización Irati está concebida para establecerla acción de conexión y amplificación de las vivencias impresas a través de la red de nodos que forman el sistema al que pertenece.

El centro de armonización Irati está insertado en el mundo por medio de un menhir situado sobre el lugar donde se establece la conexión con la selva de Irati, convirtiéndose en el centro del mándala del universo del que surgen, como ondas a su alrededor, ocho círculos concéntricos de piedra que delimitan los diferentes estados de relación con las energías del recinto.

Para dar estabilidad y direccional conjunto, en las esquinas que dibujan el cuadrado que delimita el recinto con los cuatro puntos cardinales, se han dispuesto cuatro grandes piedras talladas con símbolos usados por la humanidad desde tiempos ancestrales para establecer vínculos con las realidades superiores del universo, figuras como el Tao, la flor de la Vida, el Sri Yantra y el triskel celta.

Incluido en el interior del menhir se ha dispuesto un Armonite, un generador de las ondas de forma arquetípicas del universo con su clave geométrica en el número de oro y en la serie Fibonacci. El Armonite incluye la información armonizadora y ordenante que mantiene activo y conectado el lugar con el conjunto de la red de centros de armonización planetaria.



CONCIENCIA E INTENCIÓN

Las leyes más básicas de la mecánica cuántica indican que un sistema subatómico puede encontrarse en más de un estado a la vez, hasta que es reconocido y observado; entonces colapsa en un estado concreto, y así la información cristaliza en un acontecimiento definido por la existencia de un observador, como se ha comprobado en los experimentos de doble rendija de Young. Múltiples investigaciones realizadas en las últimas décadas en instituciones científicas de prestigio de todo el mundo han demostrado que los pensamientos generados por un observador, son capaces de afectar en el desarrollo y evolución de virus, bacterias, plantas y animales de todo tipo, incluidos los seres humanos. Es más, también pueden influir alterando el funcionamiento aleatorio de las máquinas, como ocurrió en el experimento realizado por Robert Jahn, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Princeton, junto con Brenda Dunne, Directora del laboratorio de Investigaciones Anómalas de la misma Universidad. En los resultados de las experiencias acometidas por Robert y Brenda se mostró la influencia de la intención humana sobre dispositivos electrónicos que se encontraban configurando una red de generadores numéricos aleatorios, donde los resultados se inclinaban por la tendencia deseada desde la focalización del pensamiento humano. Las conclusiones del experimento se obtuvieron después de realizar más de dos millones y medio de pruebas, y han podido ser duplicadas posteriormente en más de 60 investigaciones independientes. Realmente, un pensamiento, puede cambiar el mundo.

RED DE ARMONIZACIÓN PLANETARIA: Conexión de Conciencia e Intención para lograr un mundo mejor

¿Y si fuésemos muchos focalizando una conciencia común? La conciencia se comporta como una fuerza vectorial, donde la suma de las partes es importante. Muchos observadores orientando sus pensamientos en la misma dirección, crearán una fuerza común más poderosa que la ejercida por el pensamiento de un solo individuo. Los pensamientos, las emociones y los sentimientos proyectados por la intención del observador en el Centro de Armonización Irati se transmiten a través de la red de nodos armonizadores a todo el planeta. Lo mismo sucede con la intención proyectada en cada nodo. El pensamiento actúa como un sistema de fuerzas vectoriales, donde la suma de las fuerzas y la dirección son importantes.

Así, en el centro de armonización, la acción solo precisa focalizar los pensamientos, emociones y sentimientos desde una voluntad positiva y sanadora, aplicando una intención consciente sobre esta antena para conseguir un efecto de amplificación e inundar nuestro planeta con energías positivas.

Al compartir una información común, entre los centros se establece un entrelazamiento cuántico que permite, en el instante, la transferencia y acumulación de las informaciones positivas dispuestas desde la voluntad de los observadores que, juntos, crean la trama de información de los centros de armonización planetaria.

El Centro de Armonización Irati es un lugar abierto a las voluntades de ayuda al planeta en todas sus facetas, pudiendo entregar y también recibirlas energías sanadoras disponibles en el conjunto de la red de centros. Disfrutando, descubriendo, jugando y entregándonos a un orden mayor, creando nuevos valores en el conjunto de la humanidad.

FERNANDO PÉREZ FERNÁNDEZ
Colaborador Proyecto Un Mundo Mejor
Extraído de la Revista Vivo Sano, nº12

Síguenos en